Impuesto sobre gases fluorados empleados como agente extintor

impuesto sobre gases fluorados

Los hidrocarburos halogenados, han venido siendo utilizados de manera habitual en numerosos sectores, como refrigerantes, disolventes, agentes espumantes o agentes extintores de incendios, por sus especiales propiedades.

Sin embargo, entre las características de estas sustancias hay que destacar su negativa contribución al calentamiento de la atmósfera, con un potencial de calentamiento global mucho más elevado que el CO2, lo que ha obligado a que gran parte de estas sustancias hayan sido reguladas por el Protocolo de Kioto sobre gases de efecto invernadero, donde se establecen objetivos obligatorios de emisión para los países desarrollados que lo hayan ratificado, como los Estados miembros de la Unión Europea.

El pasado 30 de diciembre de 2013 se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 1042/2013, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero y que entró en vigor el 1 de enero de 2014.

Este impuesto se creó bajo el amparo de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras, siendo un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo de gases fluorados de efecto invernadero y grava, en fase única, el consumo de estos productos atendiendo al potencial de calentamiento atmosférico.

Mediante la Orden HAP/685/2014, de 29 de abril, se aprueba el modelo 587 “Impuesto sobre los gases fluorados de efecto invernadero. Autoliquidación”, y se establece la forma y procedimiento para su presentación.

Los hidrocarburos halogenados que se utilizan como agente extintor y que contribuyen al efecto invernadero son:

  1. Gas HFC-23. Con marca registrada FE-13.
  2. Gas HFC-125.
  3. Gas HFC-227. Con marca registrada FM-200.

Los sistemas de protección contra incendios que utilizan estos gases como agente extintor son los sistemas fijos de extinción de incendios que emplean estos tipos de gas como agente extintor.

¿Cómo se aplica el impuesto?

El Impuesto se exige en función del potencial de calentamiento atmosférico de cada gas en cuestión.

El tipo impositivo está constituido por el resultado de aplicar el coeficiente 0,02 al potencial de calentamiento atmosférico (PCA) que corresponda a cada gas fluorado, con el máximo de 100 € por kg:

GAS FLUORADO DE EFECTO INVERNADERO POTENCIAL DE CALENTAMIENTO ATMOSFÉRICO (PCA) TIPO IMPOSITIVO €/KG
HFC-23 (FE-13) 12.000 100 €/kg
HFC-125 3.400 68 €/kg
HFC-227 (FM-200) 3.500 70 €/kg

La aplicación del impuesto ha sido progresiva durante los años 2014 y 2015, aplicándose los siguientes coeficientes de progresividad:

AÑO COEFICIENTE
2014 0,33
2015 0,66

No obstante, en 2016 no habrá una subida del impuesto de gases fluorados. En el Artículo 73 de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016, publicado en el BOE del 30 de octubre de 2015, introduce la siguiente modificación del Tipo Impositivo del Impuesto sobre Gases Fluorados.

Artículo 73. Régimen transitorio aplicable a los tipos impositivos del Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero. Con efectos desde el 1 de enero de 2016 y vigencia indefinida, se modifica el apartado dieciocho del artículo 5 de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras, que queda redactado de la siguiente forma:

«Dieciocho. Régimen Transitorio. Para los ejercicios 2014, 2015 y 2016, los tipos impositivos que se aplicarán al Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero serán los resultantes de multiplicar los tipos regulados en el apartado once del artículo 5 por los coeficientes 0,33 para el ejercicio 2014 y 0,66 para los ejercicios 2015 y 2016.» 

Como consecuencia, para el ejercicio 2016 no habrá una subida del impuesto y se mantendrán los mismos tipos impositivos que en este ejercicio 2015.

Exenciones de aplicación del impuesto

  • En el caso de una instalación nueva de un sistema fijo de extinción que emplee cualquiera de los gases fluorados anteriores, están exentas al 100% del impuesto.
  • En el caso de recargas y pruebas hidráulicas de cilindros de HFC-23 (FE13), no existe exención pues su poder de calentamiento atmosférico es superior a 3.500, por lo que se aplicará el 100% del impuesto sobre la cantidad de gas cargada.
  • En el caso de la recarga y pruebas hidráulicas de cilindros de HFC-125 y al HFC-227 (FM-200), existe una exención del 95%, pues su poder de calentamiento atmosférico es igual o inferior a 3.500, por lo que sólo se aplicará el 5% del impuesto sobre la cantidad de gas cargada.

 De esta forma, la tasa final en función del gas afectado queda de la siguiente forma:

GAS FLUORADO DE EFECTO INVERNADERO TASA 2015 Y 2016
HFC-23 (FE-13) 66 €/kg + IVA
HFC-125 2,24 €/kg + IVA
HFC-227 (FM-200) 2,31 €/kg + IVA

¿Qué papel juega Soler Prevención y Seguridad, S.A.?

Como empresa distribuidora de este tipo de agentes extintores, actuará únicamente como recaudador del impuesto.

La repercusión de dicho impuesto, se efectuará en la factura, separadamente del resto de conceptos y cuando se trate de operaciones exentas, se hará mención de dicha circunstancia en la factura indicando el artículo en el que se basa tal beneficio.

 Otras alternativas

Los sistemas fijos de extinción de incendios que emplean gas como agente extintor, no sólo pueden emplear hidrocarburos halogenados que contribuyen al efecto invernadero, sino que existen otras alternativas más ecológicas, tales como el empleo de agentes extintores como NOVEC, GASES INERTES y AGUA NEBULIZADA.

 Arantxa García

Responsable del Departamento de PRL, Calidad y Medio Ambiente