Flashover: ¿Qué es y cómo se produce una combustión súbita generalizada?

Flashover

Son muchas las ocasiones en las que hemos hablado del efecto flashover. ¿Pero en qué consiste exactamente? ¿Cómo aparece? ¿Dónde puede producirse?  Y lo más importante ¿Cómo evitarlo?

Qué es el flashover

Quizás una de las formas más fáciles de identificar el flashover sea visualmente. En muchas películas, por ejemplo, es un efecto que se utiliza recurrentemente. Imaginad la instantánea en la que una casa o nave empieza a arder y de repente se produce una explosión que crea una llama inmensa que cubre la mayoría de la superficie incendiada. Esto es un flashover o combustión súbita generalizada.

Cómo aparece

Esta combustión se produce cuando en un incendio hay un aumento repentino de la velocidad de propagación. Esto es debido a la súbita combustión de todas las superficies o materiales combustibles que hasta el momento no estaban implicadas en el incendio, pero que comienzan a arder como consecuencia de la radiación proveniente de las llamas.

¿Dónde puede producirse?

El flashover se ocasiona cuando hay incendios en espacios cerrados pero que a su vez están bien ventilados, ya que la acumulación de gases bajo el techo unido a las corrientes de aire provoca dicha combustión. Otros de los factores que influyen para que se produzca este fenómeno es la cantidad de combustible implicado en el incendio, la altura del techo y la capacidad del recinto para contener bolsa de gases.

Cómo evitarlo

Para evitar que se origine este temido fenómeno es esencial la prevención. Por ello es muy importante la instalación de sistemas de protección contra incendios y el correcto mantenimiento de dichas instalaciones. En un hogar por ejemplo, la instalación de un detector de humos puede evitar este problema y en una nave o empresa es muy importante la instalación tanto de sistemas de protección activa (como extintores o bocas de incendio), como de protección pasiva (como compuertas o sellados de pasos).

Todos estos sistemas de protección contra incendios son indispensables porque avisan en la fase inicial del incendio, ponen en marcha los sistemas de extinción automáticos y facilitan de este modo la evacuación de todos los ocupantes. Sin embargo, no evitan el problema, ya que cuando hay incendios totalmente desarrollados o incendios generalizados (produciéndose el flashover), la única opción es que los bomberos refrigeren las zonas colindantes hasta que el incendio se consuma por completo.