Sistemas de Detección de Humo por Aspiración, una buena elección.

Sistema de detección de humo

¿Qué queremos proteger? y ¿cómo lo vamos a hacer? Éstas son preguntas clave en las que se debe basar la exitosa elección de un sistema de detección de incendios. A día de hoy, la gran variedad en la oferta puede confundir a la hora de decidir sobre la mejor manera de afrontar un riesgo de incendio. Para no fallar en esa toma de decisiones hay que tener siempre presente cuáles son nuestras necesidades particulares y reales a cubrir. Cumpliendo esta premisa, las medidas aplicadas se convertirán en éxito seguro.

Partiendo siempre del anterior fundamento, a la hora de elegir un sistema de detección, habrá que valorar múltiples factores, como bienes a proteger, características y singularidades del espacio, etc. Si partimos de un sistema de detección eficaz, preciso y adecuado según las necesidades, conseguiremos que el riesgo de incendio y propagación  disminuya en un elevado porcentaje.

Variedad, hoy en día, hay en todos los ámbitos, y, concretamente en el de los sistemas de detección, existe una amplia gama. En este ámbito hay que destacar las prestaciones y la protección ajustada al ambiente a proteger que ofrecen los sistemas de Detección de Humo por Aspiración o D.H.A.

Detección precoz de incendios

El principal valor de los D.H.A. reside en que proporcionan una alerta temprana de incendios con un nivel muy alto de inmunidad a las falsas alarmas. La detección altamente sensible al humo que aportan asegura una respuesta rápida, reduciendo al mínimo las pérdidas que puede originar el fuego.

También aportan una clara ventaja en el tiempo de detección respecto a otros tipos de detectores. Mientras que los sistemas más utilizados (los detectores puntuales) no transmiten una alarma hasta que no se excede una determinada densidad de humo, los D.H.A. actúan de manera activa, tomando muestras del aire de la zona protegida de forma continua, que transportan mediante la red tuberías de muestreo hasta el equipo de detección detector y lo inyectan en su cámara, donde se analiza la existencia de partículas de humo. Para la eliminación de falsas alarmas, un procesador de señales inteligente analiza los datos medidos y los compara con patrones típicos característicos del fuego.

Sistema de fácil diseño, instalación y mantenimiento

Los D.H.A. se instalan como parte integrante de un sistema de alarma y detección de incendios. Debido a su diseño modular y sus particularidades para la detección precoz, estos sistemas por aspiración pueden ser diseñados de forma individual y adaptados a las condiciones ambientales y a las potenciales situaciones de riesgo.

Gracias a ello, aportan soluciones a un amplio rango de problemas de detección de incendios que hasta ahora no estaban cubiertos, como la detección en cámaras frigoríficas, en espacios de gran altura, en zonas de espacio restringido o difícil acceso, en edificios monumentales, en espacios hiperventilados (como centros de procesos de datos), en instalaciones con ambientes polvorientos y sucios, o en zonas con alta humedad, entre otras.

Además, los D.H.A. están considerados equipos de bajo mantenimiento en condiciones normales, lo cual repercute en los costes de amortización. La frecuencia y el método de mantenimiento se aplican según las condiciones de cada instalación y siempre con un mínimo establecido por el Real Decreto. En líneas generales el mantenimiento de un sistema D.H.A. consiste en la inspección de cada elemento del sistema y en la prueba del sistema completo conforme a los criterios establecidos por el fabricante para asegurar su correcto funcionamiento.

En definitiva, todas las características aquí analizadas de manera sintética sobre los sistemas de Detección de Humo por Aspiración, nos permiten resumir que esta tecnología, no sólo garantiza la protección mínima exigida por la normativa, tal y como hacen los diferentes sistemas de detección actuales, si no que superan los límites de dicha normativa. Su valor añadido se resume en sus posibilidades de detección precoz, que los hace más rápidos y efectivos en su tarea, y en su capacidad de adaptación al ambiente a proteger, que les confiere una versatilidad y una capacidad de solución de problemas que hasta su aparición no estaban correctamente resueltos.

Por tanto, si al comienzo de estas líneas incidíamos en la importancia de la elección de un sistema de detección adecuado para evitar que un incendio destruya aquello que queremos proteger, los D.H.A. son uno de los dispositivos que, en la actualidad, con mayor seguridad pueden garantizar, en el mayor número de supuestos, el éxito en esa elección.