Soler participa en la 10ª edición de Mesa redonda de “Detección de incendios en viviendas”

prevención incendios en el hogar

El pasado martes 26 de mayo, Soler Prevención, participó en la 10ª edición de mesa redonda de “Detección de incendios en viviendas” organizada por la asociación TECNIFUEGO-AESPI, que tuvo lugar en las instalaciones de FEMEVAL en Avenida Blasco Ibáñez de Valencia.

En esta jornada se reúne a expertos y profesionales del sector contra incendios y se somete a debate las necesidades de disponer de medios de protección contra incendios en viviendas debido a que, año tras año, la vivienda es el lugar donde mayor número de víctimas mortales se producen por incendio.

En el año 2014, ardieron 1.700 viviendas en la Comunidad Valenciana y la mayoría de las víctimas, alerta el personal de bomberos, fallece por inhalación de humos, de ahí la necesidad de disponer en las viviendas de detectores de incendio.

En este año 2015, el enfoque del debate se ha centrado en desarrollar la concienciación de la población acerca del riesgo inherente de incendio en los edificios de viviendas. Para los profesionales esta es una cuestión obvia, pero, sin embargo, hoy día sigue siendo un reto el reconocimiento de este riesgo por parte de la mayor parte de la población. Es pues una cuestión cultural y de falta de concienciación social que finalmente se traduce en no reconocer el riesgo de incendio que existe también en nuestros hogares.

En la actualidad, el Código Técnico de la Edificación (CTE) sólo establece la necesidad de detección de incendios en viviendas cuya altura de evacuación sea superior a 50 m, aunque la tipología de edificios de uso vivienda es variada, y las razones para ver mejorada la protección también lo son. Obviamente, donde existe mayor peligro es en los edificios de “gran altura”, si bien, la mayor densidad de población se produce en otros tipos de edificios.

Este año, de nuevo se repiten los mismos factores: los fallecidos son las poblaciones más vulnerables, especialmente personas mayores de 65 años, el mayor número de muertes se produce de noche y el mayor número de incendios resulta en invierno. Esta situación está provocando una alarma social justificada, y con ella múltiples movimientos entre los expertos en seguridad contra incendios (empresas de protección, bomberos, aseguradoras) para tomar medidas que reduzcan las muertes por incendio.

Los expertos instan al Gobierno a iniciar una gran campaña de concienciación a nivel nacional, como sucedió con el uso del cinturón de seguridad en los vehículos, que redujo drásticamente las muertes en los accidentes de tráfico.

La concienciación es clave para tomar medidas en el día a día que eviten los incendios en vivienda.

La campaña emprendida hace unos años de instalar detectores de incendios en viviendas de mayores se va extendiendo en los municipios, pero aún no es suficiente dado el elevado número de víctimas por incendio.

Ejemplos como los de Alemania, Reino Unido o Francia han de servir para vislumbrar el camino a seguir.

Y ante ello cabe preguntarnos ¿por qué el usuario no es sensible al riesgo de incendios en los hogares? ¿Qué podemos hacer para concienciar? ¿Cómo se pueden regular dichas medidas? ¿Pueden las nuevas tecnologías ayudar a mejorar la seguridad en las viviendas?

Si quieres conocer todos los detalles sobre la mesa redonda, puedes visitar el perfil de Acvirme.