Soler Prevención desarrolla una política integrada de gestión pensada por y para los clientes

Política integrada de gestión

En Soler Prevención trabajamos en base a una política integrada de gestión que se sustenta en tres ejes fundamentales: la calidad de nuestros servicios; el respeto al medio ambiente; y la mejora continua de la seguridad en el ámbito laboral. Por ello, entendemos la calidad como el trabajo de aportar valor a los clientes, cubriendo sus necesidades y cumpliendo con sus expectativas.

En esta línea de trabajo, realizamos acciones sostenibles que impulsan el futuro global del medio ambiente y, con ello, la empresa crece de forma estratégica. Acciones como hacer pública nuestra de huella de carbono e implementar medidas para reducir las emisiones de gases efecto invernadero, son importantes para conseguir un desarrollo sostenible.

Del mismo modo, la política integrada de gestión de la empresa no se entendería sin el impulso de la seguridad en todos los ámbitos laborales de Soler. Certificados como el OSHAS 18001, emitido por AENOR, avalan los esfuerzos que realizamos en materia de prevención, ya que son muy pocas las empresas que cuentan con este reconocimiento.

En Soler Prevención nos centramos en crecer de forma sostenible, alcanzando siempre la rentabilidad adecuada. Para ello, es necesario optimizar los recursos disponibles y maximizar los rendimientos de la empresa. Estas iniciativas se traducen en mejorar e innovar en los procesos; ofrecer formación continuada para la plantilla; y estar atentos para captar el talento. Además, nuestra obligación es garantizar que los productos y servicios que ofrecemos son seguros, fiables y respetuosos con el medio ambiente.

Los trabajadores, fundamentales en la mejora de los productos y servicios

Es clave impulsar la participación de los trabajadores en el desarrollo de esta política integrada. Por ello, nos aseguramos de que se cumplen todos los requisitos en materia de prevención de riesgos laborales y de que participan en el desarrollo y la mejora del producto. Asimismo, los proveedores también son parte activa en esta búsqueda de la perfección, ya que estamos abiertos a escuchar sus necesidades e implementar los cambios que nos propongan.

Como resultado, lo que se obtiene es un sistema de trabajo en el que la suma de las partes es mayor que el todo y en el que todos los factores que intervienen juegan un papel fundamental para conseguir los objetivos establecidos. Y, por ello, por más años que pasen, en Soler Prevención seguiremos este camino. El camino que nos lleva a la excelencia.