Mantenimiento de Sistemas de Rociadores Automáticos de Agua (sprinklers)

Los rociadores automáticos de agua o sprinklers mantienen controlado el incendio en un área limitada y consiguen la sofocación del fuego. Las instalaciones de sprinklers contra incendios, dependiendo del diseño del sistema, mantienen un incendio en un área limitada, permitiendo de esta manera que los servicios de extinción puedan sofocar el incendio o apagarlo totalmente de manera automática.

Sistemas sprinklers contra incendios

Estos sistemas son parte de la Protección Activa Contra Incendio, atacando el fuego una vez se ha iniciado y siendo en muchos casos el sistema que evita que un conato de incendio se transforme en un incendio descontrolado, que podría causar la pérdida total del edificio e incluso daños personales.

Dado el gran poder de descarga de agua de los rociadores automáticos o sprinklers, una de las funciones que tienen es la de refrigerar, por lo que frecuentemente se acude a estos sistemas contra incendios para proteger las estructuras portantes de edificios construidos por materiales deformables, como pueden ser la madera o el hierro. De esta forma, se evita el impacto estético negativo que podría causar un incendio en su estructura interior.

Es por ello que el programa de mantenimiento de los sistemas de rociadores automáticos debe ser muy riguroso y centrarse en cada elemento individual de la instalación, como el puesto de control, los rociadores, la red de tuberías, el sistema de comunicación de alarma, etc.

El mantenimiento en estos sistemas de sprinklers contra incendios requiere especial atención, ya que se pueden encontrar rociadores obstruidos, pequeñas fugas, etc., que a simple vista no se apreciarían e impedirían que el sistema funcionase en caso de producirse un fuego.

sprinkler rociadores
sprinklers
sprinklers contra incendios